Usted necesita ser mayor de edad para acceder a este sitio. ¿Usted lo es?

We all love beer

El Paseo de lA CreacióN

Imagínese un viaje con encuentros inesperados, que al final lo llevan a un destino lleno de sabores, aromas y texturas. Claro que un buen viaje no se lleva a cabo sin transformaciones por el camino. Con nuevas experiencias en el bagaje, usted va naturalmente transformándose en una persona diferente de aquella que empezó la jornada.
Con la cerveza sucede lo mismo. En un gran viaje, ingredientes naturales, con características muy particulares, van uniéndose por el camino y transformándose uno a otro en ese proceso hasta llegar a la bebida que usted conoce y aprecia.
Siembra y Cosecha

SiembrA y CosechA

El punto de partida de esa aventura es el campo, de donde vienen los ingredientes más usados en la cerveza: los cereales y el lúpulo. Además de éstos, también posee agua y un fermento natural, la levadura.
Después de la cosecha, la cebada pasa por un proceso de germinación forzada que ayuda a generar componentes que serán necesarios para el proceso cervecero, además de compuestos de aroma y sabor. Al final del proceso, tendremos entonces la malta.

Malteado

MalteAdO

La malta es enviada para las cervecerías, donde será procesada. Es molida y mezclada con agua, liberando enzimas, almidón (que va a transformarse en azúcares simples) y sus demás componentes. Ese compuesto gana el nombre de mosto. Después de pasar por una filtración para retirar el bagazo de los granos, el mosto sigue para la próxima parada.

Cocimiento

CociMientO

El mosto entonces es calentado en un proceso llamado cocimiento. En esta etapa, el lúpulo es añadido y hay transformaciones relacionadas al color, al aroma y al sabor de la cerveza.
Después de esa etapa, el mosto es enviado para un decantador, donde serán retiradas substancias que todavía puedan estar en suspensión.
En seguida, el líquido es enfriado para que se pueda iniciar la etapa siguiente.

fermentación

FermentaciÓN

Empieza aquí la parte más importante de este viaje, en que el mosto se encuentra con las levaduras, que transforman el azúcar liberado en alcohol, gas carbónico y compuestos de aroma y sabor, en un proceso natural conocido como fermentación.

MADURACIÓN Y FILTRACIÓN

MaduraciÓN y FiltracióN

Después de la fermentación, ya podemos llamar al líquido resultante de cerveza, que ahora va a descansar un poco para redondear las características de la bebida y llegar al mejor resultado del estilo escogido. Este proceso es conocido como maduración.
Ahora, la cerveza está casi lista para llegar a su destino. Dependiendo del tipo de cerveza que se desea, todavía puede pasar por un proceso más llamado filtración. En este proceso, las últimas partes sólidas son retiradas, dejando el líquido más brillante y cristalino.

ProduccióN

La unión de los ingredientes por el camino terminó transformándose en la cerveza que conocemos. Pero es importante recordar que ingredientes naturales son fácilmente afectados por el ambiente y necesitan protección. Por eso, la cerveza es embotellada al final del viaje, evitando el contacto con el oxígeno del aire.
Además, es importante mantenerla lejos de la luz y del calor. Así, puede ser apreciada de la forma adecuada y con el sabor ideal.